Convertirse en arrendatario no es algo de todos los días, por eso antes de embarcarte en un proyecto de ese tipo es importante que revises las recomendaciones que entregan los expertos. Acá te entregamos seis consejos que te ayudarán en esta tarea.

  1. Solicita un certificado de dominio del inmueble de fecha reciente, además de un certificado de hipotecas, gravámenes y prohibiciones de la propiedad.
  2. Lee atentamente el contrato antes de firmarlo y consulta a un experto en caso que tengas dudas.
  3. Sé proactivo y averigua el valor de los gastos comunes, el funcionamiento del comité de administración, las normativas de uso de las áreas comunes, el acceso de las visitas a los estacionamientos, etc.
  4. Evita pagar el arriendo por anticipado. Lo recomendable es hacerlo cuando recibes las llaves de la propiedad.
  5. Antes de recibir las llaves examina con detalle el estado de la vivienda y comprueba el funcionamiento de las instalaciones y aparatos. Toma fotografías de todos los desperfectos que encuentres en la vivienda y envía un documento con ellos al arrendador.
  6. El mes de garantía debe ser destinado a las cuentas impagas y a los daños que haya sufrido la propiedad. No debe utilizarse para solventar los gastos causados por el desgaste normal por el uso de la vivienda.

Todo lo anterior más tu Informe de Arriendo Dicom te ayudarán a convertirte en el Arrendatario Perfecto.